Logotipo, Isotipo Imagotipo e Isologo ¿Sabes las diferencias y para qué sirve cada uno?

Actualmente una persona percibe 3000 impactos publicitarios al día. Según datos revelados por la empresa Zenith Medio, los más efectivos son los percibidos por televisión, ya que abarcan el 50 % de todos los recordados por los consumidores.

Pero ¿qué es lo que recordamos? ¿El producto, la marca, el nombre, el logotipo?. La representación gráfica del producto es una parte fundamental del impacto que este tenga en el mercado. Es normal que siempre se hable de logotipos, pero si queremos generar un concepto adecuado a nuestra marca debemos llamarlo por su nombre.

A continuación les compartiremos las diferencias entre logotipo, isotipo, imagotipo e isologo.

No existe alguna receta para elegir la representación gráfica de tu producto, esto depende más bien de gustos y preferencias personales, también la ideología con la que se va a construir la marca. En muchas ocasiones las marcas utilizan diferentes variables del diseño. Dependiendo de dónde será expuesto el producto. La identidad se va generando conforme las piezas que se vayan utilizando.

 

LOGOTIPO: La forma más conocida para definir la representación gráfica de una marca. El logotipo es una composición de palabras utilizando tipografía.

 

ISOTIPO: Esta parte gráfica representa el “dibujo” de la marca. Esto puede ser representado por un símbolo, icono. Al momento de usar un isótopo, no es necesario agregar alguna tipografía.

Ejemplos de ISOTIPOS reconocidos: Apple, Nike, Playboy, Twitter, Lacoste, Target.

 

IMAGOTIPO: El Imagotipo es la fusión o el trabajo en conjunto del logotipo + isotipo. Llevan la parte gráfica y textual diferenciada sin la necesidad de ser fusionados.

Un ejemplo claro de Imagotipo es la marca LG

 

ISOLOGO: El isologo esta compuesto por una parte gráfica y también por una parte textual, estas integrada una a la otra. El uno sin el otro no funciona, pierde el significado.